Anecdotario 3

February 20, 2017

Viajamos a la ciudad de Otavalo, el evento era una celebración empresarial organizada por la asociación de empleados de un reconocido banco nacional. El lugar: las instalaciones de una sede social.

 

Al llegar supimos el cronograma del evento, precedía a nuestra intervención la celebración de una misa campal. Esta se realizaría en el mismo lugar destinado para nuestro show. Mismo escenario, mismo público, misma disposición espacial. MISMA MALETA DE ARTILUGIOS!!!!

 

Si, en efecto, cuando el Curita arribó, se encontraba vestido de civil y llevaba una maleta idéntica a la mía, tan igual que incluso causó confusión por unos instantes.  El Sacerdote se atavió con su atuendo ceremonial, abrió su maleta y de ella sacó sus instrumentos de trabajo, incluida una “bolsa de cambios” igual a la mía, solo que él le llama “bolsa para las limosnas”. De mi bolsa yo saco magia, él con su bolsa obtiene el dinero que fundamenta su actividad caritativa.

 

 

No pude evitar comparar lo que un mago y un cura hacen. Ambos tenemos la intención de fascinar al público. Ambos basamos nuestro trabajo en el discurso de lo real a partir de lo etéreo.Sin embargo creo que pese a las similitudes, vemos la fé desde puntos muy distintos. Finalmente los dos recibimos nuestro pago al término de la función.  

 

Interesante…  inquietante…  

Please reload

Entradas destacadas

Las Mujeres Magas Ilusionistas Invitadas de del 1er Encuentro Magia Mujer y Luna

January 12, 2015

1/2
Please reload

Entradas recientes

February 20, 2017

September 2, 2016

June 14, 2016

June 10, 2016